El norte del país concentra más librerías por habitantes que el sur

Crece el número de librerías en España, pero no dan más trabajo

2
Fotografía: EliFrancis.

El mapa de las librerías en España durante 2016 arroja un saldo esperanzador: más librerías independientes y más facturación respecto al ejercicio anterior. La nota negativa es el desigual reparto entre el norte y el sur, que muestra un país claramente dividido en dos en el que Extremadura, Castilla-La Mancha, la Comunidad Valenciana y Andalucía cuentan con menos de ocho librerías por cada 100 000 habitantes.

Estas son las principales conclusiones del Observatorio de la Librería, encargado por Cegal y el Gremio de Libreros de Madrid y elaborado por profesores de la Universidad de Zaragoza, presentado este jueves en la capital aragonesa.

En el informe se recoge que España contaba el pasado año con un total de 3967 librerías independientes, lo que supone un incremento del 3,7% respecto al año anterior y dos ejercicios consecutivos de subidas, ya que en 2015 el aumento fue del 4,8%. Dos años seguidos en verde que, en cualquier caso, no son suficientes para que España recupere las 4336 librerías que existían en 2013.

Nuestro país cuenta con una media de 8,5 librerías independientes por cada 100 000 habitantes, lo que supone una leve mejoría de tres décimas respecto a 2015, pero con un reparto muy desigual: Galicia, Castilla y León, Aragón y, en menor medida, Cantabria, tienen más de diez librerías por cada 100 000 habitantes; comunidades a las que hay que sumar Cataluña, Madrid, Murcia y las Islas Canarias, con entre 8 y 10 librerías. En el resto del país (es decir, el sur, más las Islas Baleares y, sorprendentemente, el País Vasco, la excepción del norte), hay repartidas menos de ocho librerías por cada 100 000 habitantes.

Las grandes facturan más
Los ingresos por ventas de libros fueron de 763 181 739 euros, lo que supone un incremento del 3,64% respecto a 2015. Sin embargo, en el informe se destaca que las ventas de ejemplares no mostraron un comportamiento tan positivo, «lo que puede indicar que este año se están vendiendo libros con un precio medio más alto que el año anterior». Aproximadamente la mitad del censo de librerías tiene una facturación anual por debajo de los 90 000 euros.

En este sentido, el observatorio resalta que, «a pesar de la evolución positiva del conjunto de librerías independientes», existe mucha «heterogeneidad y dispersión de datos»: la mitad de las librerías, por ejemplo, aumenta su facturación en libros, mientras que la otra mitad disminuye sus ventas. Asimismo, hay fuertes variaciones en la facturación, tanto en sentido negativo como positivo, que llegan a superar el 15%.

Hay que destacar que la mayor parte de los incrementos de facturación superiores al 15% se producen en las grandes librerías, y la mayor parte de los descensos superiores a ese porcentaje se produce en las pequeñas. Esta desigualdad, unida al mayor peso de las grandes en el total de la facturación, explica el saldo positivo del conjunto de las librerías independientes.

Pero la buena marcha del sector no se ha notado en la creación de empleo. Según los datos del Observatorio de la Librería, el número de trabajadores fijos en 2016 se mantuvo respecto a 2014, con una media de 2,6 empleados por librería. En el caso de los trabajadores eventuales, la media ascendió a 0,8 frente a 0,3 de 2014, aumento que se ha dado especialmente en las librerías pequeñas.●

2 Comentarios

Dejar respuesta