La escritora culmina la gira de presentación de «Los pacientes del doctor García»

Almudena Grandes: «Los nazis perdieron la guerra, pero ganaron la posguerra»

1

Los españoles, cuenta Almudena Grandes, tenemos bajo nuestros pies «una mina de oro»: nuestra propia historia, pero no lo sabemos o, lo que es peor, la arrinconamos en el cajón del folclore y la caricatura, bien dispuestos como estamos al menosprecio y el escarnio; eso sí, siempre que venga de nosotros mismos.

La escritora madrileña decidió aprovechar ese filón inagotable y poco explotado y, siguiendo los pasos de Los episodios nacionales, de Pérez Galdós (a quien considera un maestro), se propuso contar la dura posguerra franquista, aunque sin separar los pies de la calle, más atenta a las historias que podían salir de los mercadillos y las tabernas que a las de los despachos oficiales. Así surgió el germen de Episodios de una guerra interminable, una serie de seis novelas que narra los primeros veinticinco años de la dictadura de Franco y que ya ha alcanzado su cuarta entrega: Los pacientes del doctor García (Tusquets, 2017)

El largo proceso de documentación para esta novela la acercó hasta la calle Galileo, en Madrid, en el barrio de Argüelles; en concreto, al número 14, un portal por el que había pasado infinidad de veces (como todos los madrileños al menos una vez en la vida) y que escondía la historia de Clara Stauffer, una española de origen alemán que, además de ser una excelente atleta, ha pasado a la historia sobre todo por haber dirigido la oficina de Prensa y Propaganda de la Sección Femenina de la Falange Española (era amiga de Pilar Primo de Rivera) y por haber creado una red de apoyó a jerarcas nazis tras la Segunda Guerra Mundial que ayudó a escapar de la justicia a más de mil criminales del Tercer Reich ante la pasividad de las potencias aliadas.

Stauffer, «una persona llena de contrastes» y «un regalo para un escritor», fue la figura que impulsó a Almudena Grandes a escribir el libro. «Todo lo hizo desde esa casa de la calle Galileo ―explica―, y esa vecindad me impresionó mucho. Fue una especie de hada madrina abnegada de la maldad, porque un malo que seduzca de verdad tiene que tener luces, y Clara llevaba eso de fábrica».

La novelista, que culminó este martes la gira de presentación de Los pacientes del doctor García en la librería Antonio Machado de Madrid, afirmó que «los nazis perdieron la guerra, pero ganaron la posguerra porque convencieron a los aliados de que el enemigo era el comunismo». «España fue una víctima de la guerra fría».

En este sentido, Grandes explicó que Los pacientes del doctor García es una novela política e histórica, pero que su intención, sobre todo, fue construir una historia de supervivientes («no hay hazaña tan admirable como sobrevivir», dijo) y reivindicar la burguesía republicana, que, a su juicio, ha sido «eliminada del relato».

«Por desgracia ―afirmó―, ha prevalecido la imagen que dio Hemingway de los republicanos: gente humilde, manipulada, pobres, analfabetos, rencorosos… Gente que proyecta la sensación de que el futuro del país no podía estar en sus manos»; una visión «intencionada e injusta», ya que la República «no hubiera existido» y «no hubiera hecho nada» si no hubiera tenido «juristas, abogados, políticos, médicos, rectores…».●

[Fotografías: Javier Paredes.]

1 Comentario

  1. Esta provecta señora no sabe lo que dice, la pobre. Naturalmente, como todo extremista de izquierda, no es capaz de ver la realidad. Los nazis están en el basurero de la Hiastoria y en cambio los suyos, que han matado más que los nazis siguen destruyendo paises y aniquilando personas, y aqui hasta los tenemos en las instituciones…

Dejar respuesta